Archive for 6/02/08

h1

Cree el ladrón…

6 febrero, 2008

Estoy un poco harto de España, sus leyes, y sus ilegalidades; sus problemas y sus inútiles soluciones; su supuesta democracia y todo lo que la misma conlleva. Dentro de este “grupo de cosas” que odio del país donde he nacido, voy ha hacer una breve mención al asunto que esta mañana leía en ElOtroLado.

Julio Fernandez

Al parecer los Premios Goya del pasado domingo tuvieron la peor audiencia televisiva de los últimos 13 años. Para excusar este hecho, el productor y presidente de Filmax, Julio Fernández criticó seriamente la piratería, pidiendo medidas más contundentes contra la misma. Medidas que más tarde en declaraciones al Faro de Vigo exigió que fueran tomadas con la misma consideración que la pederastia o el terrorismo.

Cito textualmente sus palabras:

Es un escándalo de tal magnitud que no saben por dónde cogerlo. A través de internet se ve todo y la gente se enorgullece diciendo que se ha bajado diez, quinientas, dos mil películas. Me pregunto qué diría si se robase en los supermercados y luego se vendieran esos productos en la puerta. Para acabar con la piratería necesitamos medidas urgentes y con la misma fuerza que las empleadas contra el terrorismo y la pederastia. Es una cuestión de ética y de valores. No todo vale. […] Las compañías de telefonía saben si alguien está bajando productos. Es igual que cuando controlan a pederastas y terroristas. Sólo el pasado año hubo 200 millones de bajadas en España. Lo que sucede aquí no pasa en ninguna parte del mundo. Somos el segundo país, después de China, en piratería.

Me parece muy rastrero culpar a la “piratería” y las descargas de la red de la baja audiencia de la gala, sin darse cuenta de que quizá la culpa de todo la tengan ellos por la escasa calidad del actual cine español.

Pero lo que me parece aún peor es saber 24 horas después de sus bravuconadas, que para el defensor de las “legalidades”, el presidente y productor Julio Fernández, la Fiscalía pide de 6 a 8 años de cárcel por una presunta apropiación indebida de 50 millones de euros, que le reclaman sus acreedores.

Esta es la España donde vivimos… de la cual cada día tengo más ganas de irme… (Ya explicaré más razones en futuras entradas).

Anuncios